26 de junio de 2016

La edad de oro de las series británicas

Mientras se va agotando la famosa "edad de oro de las series de televisión norteamericanas" siguen destacando las series británicas que, incluso en los últimos años han superado en todo sentido a las de USA. Las series británicas tienen ese plusvalor que significa no lidiar con el rating, la pauta publicitaria, las presiones empresariales, ni la necesidad de producir para las grandes masas de audiencias y lo aprovechan con calidad estética, crítica y transgresión ético-política y cultural. Asimismo, actores y actrices que provienen del teatro y el cine de alta calidad, guiones y guionistas extraordinarios y esas sobrias pero tremendamente efectivas puestas en escena que duplican no solo la geografía, las costumbres, los modos y formas de ser británicos, sino también la realidad político-social de su actualidad o su pasado. 

En tiempos en que escasean las buenas series norteamericanas va un listado de británicas recomendadas e imperdibles, algunas en emisión, otras recientemente finalizadas. A disfrutar el arte hecho television.

The Living and the Dead
The Five
Line of Duty
Whitechapel
Luther
River
Hinterland
Humans
Black Mirror
The Fall 


23 de junio de 2016

Person of Interest (TV Series) Series Finale

Y llegó el final de la serie "Person of Interest", a mi juicio una de las mejores series de ciencia ficción de los últimos años y que durante 5 años se mantuvo como una de las mas vistas en la exigente CBS. Creada, guionada y realizada por J. J. Abrams y Jonathan Nolan supo construir una historia creíble, de actualidad, sobre las consecuencias del 11S en la sociedad norteamericana: vigilancia total, control social, uso de la tecnología para instaurar un Estado de Excepción en las sombras pero, a la vez, a la vista de todos. El cast logró una simbiosis entre dos actores que tienen una larga trayectoria en el género ciencia ficción: Michael Emerson (Lost) y James Caviezel (The Prisoner), al que se sumaron con excelentes actuaciones Amy Acker, Kevin Chapman y Sarah Shahi. 

La serie nunca se pronunció contra la videovigilancia sino contra determinados usos de esa tecnología política los que el gobierno les daba para evitar ataques terroristas, dejando de lado el potencial para combatir el delito. Por eso es que más allá del relato, sus giros argumentales, su potente capacidad para generar una agenda política y social sobre el tema, siempre fue una serie conservadora al postular la defensa de la videovigilancia. Desde luego, a lo largo de las temporadas el conflicto ético-político atraviesa la serie en las dudas que se le presentan al Sr. Finch (Emerson) con respecto a "La Máquina" que él mismo creó. Esta tensión fue lo más logrado de la serie y por eso todo el episodio final está centrado en esa cuestión y su resolución que no puede ser otra que un final que cierra la historia particular pero deja abierta la temática. Quizás la deja abierta de modo acrítico, el mismo título del episodio lo dice todo: "return 0". Todo vuelve a comenzar y ahí es donde queda el interrogante sobre este nuevo comienzo y sus interpretaciones o mejor dicho, significaciones. 

Más allá de estas cuestiones la serie fue siempre de una realización pareja y mejoró cuando dejó la primera etapa procedimiental y auto-conclusiva para enfocarse en la lucha de estos anónimos héroes contra la maquinaria infernal del Estado de Excepción. En ese sentido la quinta temporada, de 13 episodios, hay que considerarla en su conjunto como el desenlace de la serie y no tanto el episodio final. 

17 de junio de 2016