1 de septiembre de 2015

26 de agosto de 2015

¿Es un éxito de audiencias The Walking Dead?



Las historias de zombis siguen batiendo todos los record de audiencias en la televisión mundial. La quinta temporada de The Walking Dead, emitida entre fines de 2014 y principios de 2015 logró superar a las series que se emiten por canales de la televisión abierta y que son éxitos de masas como NCIS con una marca promedio de 15,2 millones de espectadores. Si a esos números le sumamos la emisión casi simultánea en Europa y América Latina, más las repeticiones, más los que ven la serie por streaming y los que la bajan por Internet a través de P2P, parece que hay que rendirse a la evidencia de que estamos ante la narración ficcional audiovisual más exitosa de toda la historia de la televisión y de un género televisivo. ¿Es así realmente?

Resulta interesante tomar nota de la progresión de las audiencias de TWD: primera temporada 5,2 millones de espectadores promedio por episodio; segunda temporada 6,9 millones; tercera temporada 10,7 millones; cuarta temporada 13,3 millones; quinta temporada 15,2 millones. El primer episodio de la quinta temporada, a la vez, fue el más visto de toda la serie y también de la televisión norteamericana para un inicio de temporada: 17,29 millones. También es cierto que los números fueron en descenso durante los 16 episodios para terminar con 15,80 el 29 de marzo de 2015.

En este contexto se acaba de estrenar “Fear The Walking Dead” una nueva serie “hermana” de The Walking Dead que se ha convertido en el episodio de estreno más visto de toda la historia de la televisión por cable con 10.1 millones de televidentes aunque en términos comparativos su performance ha sido de casi 5 millones menos que la marca más baja de TWD. Los números son así. De acuerdo a como se presenten pueden significar éxitos rotundos y sostenidos o fracasos en ciernes. Cuando conviene los números toman como referencia a la TV por aire, otras la de cable, o el episodio piloto o el final, o el de determinado tramo de audiencia, etc.

En el caso de TWD los números pueden decirnos que estamos ante un éxito que se supera a sí mismo o que atraviesa un proceso de decadencia y pérdida de televidentes más o menos irreversible, aunque habrá que esperar al final de la serie para compararla con los  105 millones de la serie M.A.S.H. (1983) y los 84.4 millones de Cheers (1994) que al día de la fecha son las que ostentan el podio indiscutido, indiscutible e inalcanzable. Mientras tanto, si TWD hubiera terminado en su quinta temporada ocuparía el puesto 46 entre las más vistas de toda la historia de las series norteamericanas.